tienda Valle del Guadalhorce

Obtén consejos sobre cómo ahorrar energía este otoño e invierno haciendo estos sencillos cambios en casa, en tu terraza o jardín.

Cuando empezamos a sentir los efectos del frío y a disminuir nuestro consumo de energía, hay algunas medidas sencillas que podemos tomar para ahorrar energía en casa. Evitar la secadora a cambio de los tendederos, si apagamos las luces y los electrodomésticos cuando no estamos en la habitación, podemos ayudar a evitar el exceso de consumo de energía.

Además, podemos asegurarnos de que nuestras casas están bien aisladas y de que utilizamos la calefacción y el aire acondicionado con prudencia. Tomando estas sencillas medidas, podemos ayudar a ahorrar energía durante los meses más fríos y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles a largo plazo.

10 consejos para ahorrar energía en el hogar

El ahorro de energía es una forma estupenda de evitar gastos innecesarios y proteger el medio ambiente. Durante los fríos meses de invierno, cuando las temperaturas suelen ser más bajas de lo habitual, es especialmente importante mantener tu casa lo más eficiente posible desde el punto de vista energético. Aquí tienes 10 consejos para ahorrar energía en casa ahora que llega el frío:

  1. Asegúrate de que tu casa está bien aislada. Si tienes ventanas o puertas mal aisladas, estás perdiendo energía a través de ellas. Invierte en un aislamiento doméstico de alta calidad y eficiencia energética, como el aislamiento de la buhardilla o la silicona en los perfiles de las ventanas, para conseguir el máximo ahorro de energía.
  2. Instala ventanas y puertas con buenos cierres y construidas para climas fríos. Las ventanas y puertas cerradas no permiten que el aire frío se filtre en tu casa. Así no estarás desperdiciando energía y reduciendo el confort. Usa ventanas de doble acristalamiento de calidad como Climalit, que equipa tus ventanas con los productos de sellado de mejor calidad del mercado actual.
  3. Apaga las luces y los electrodomésticos cuando no estén en uso. Esta es una forma fácil de ahorrar energía y reducir tu huella de carbono. No encender las luces y los electrodomésticos cuando no se necesitan también puede ayudar a reducir tus facturas de energía con el tiempo.
  4. Instala electrodomésticos de bajo consumo y asegúrate de que se mantienen correctamente. Los electrodomésticos energéticamente eficientes pueden ahorrarte hasta un 80% en tus gastos de energía. Asegúrate de que tus electrodomésticos reciben un mantenimiento profesional para que sigan siendo eficientes, especialmente si son antiguos.
  5. Asegúrate de que tus sistemas de calefacción están bien sellados. La mayoría de las casas tienen sistemas de calefacción interiores y exteriores, por lo que es importante asegurarse de que están bien sellados. Esto puede hacerse lavando los sistemas regularmente, revisando las juntas o limpiándolos con vapor si son viejos.
  6. Vístete adecuadamente según la estación. Cuando hace frío en el exterior, hará aún más frío en el interior de tu casa, a menos que estés debidamente preparado. Esto significa vestirse en capas y asegurarse de tener mucha ropa de abrigo a mano. Prepara un abrigo para cuando vayas a salir, tanto a realizar cualquier recado o para trabajar en el exterior de tu vivienda.
  7. Instala focos LED alimentados por energía solar en los exteriores, pasillos, puerta de acceso. De esta forma evitarás el gasto de luz por las noches. Y además tendrás montado un pequeño sistema de vigilancia que detectará cualquier movimiento fuera de tu casa.
  8. Los edredones nórdicos y las sábanas de invierno son perfectas para evitar tener que poner la calefacción cuando te vas a la cama. Evita la ropa de cama que absorbe el frío, de esta forma no tendrás la sensación de congelarte cada vez que te vas a dormir. También puedes utilizar un buen pijama de franela u otro material que de calor para que te olvides del frío toda la noche.
  9. El horno, la encimera y el microondas suelen consumir bastante energía, utilízalos solo si es necesario. Y si tienes chimenea recuerda que en el fue se pueden hacer muchas comidas y muy ricas y sabrosas. Cada vez que optes por el fuego de la leña estarás ahorrando en energía.
  10. Si no tienes una buena chimenea quizás un calefactor cerámico también pueda ser una alternativa a la calefacción tradicional. Eso si, estudia bien las características y busca alguno que se pueda recargar con energía solar.
Te puede interesar:  Qué regalar en Navidad para ser originales: Ideas de regalos y servicios únicos para sorprender
Cómo ahorrar energía en otoño e invierno

Asegúrate de apagar las luces y la calefacción cuando no se utilicen

Cuando los inviernos son más fríos, es importante hacer todo lo posible para ahorrar energía en casa. Una forma fácil de ahorrar energía es asegurarnos de que las luces y la calefacción están apagadas cuando no las usamos. Esto ayuda a mantener bajas nuestras facturas de energía, y también ayuda a ahorrar energía en general. También deberíamos intentar utilizar fuentes de energía renovables siempre que podamos.

Esto podría incluir el uso de paneles solares o energía eólica para generar electricidad. También es bueno pensar en climatizar nuestras casas y asegurarnos de que están bien aisladas. Esto nos ayudará a mantener el calor durante el tiempo frío y el aire fresco durante el tiempo caluroso. Tomando estas medidas, podemos ayudar a ahorrar energía mientras nos preparamos para los meses más fríos que se avecinan.

Reduce el consumo de agua instalando inodoros, grifos y duchas de bajo consumo

A medida que se acercan los meses de invierno, es importante ser conscientes de que nuestro consumo de energía puede aumentar hasta un 25% cuando hace frío en el exterior. Para ahorrar en costes energéticos, hay algunas cosas sencillas que podemos hacer en casa para reducir nuestro consumo de energía. Una de ellas es ser conscientes de nuestro consumo de agua. En muchas ocasiones se utilizan bombas de potencia para mejorar el flujo del agua, y estas consumen energía eléctrica.

Cuando hace frío, es probable que abramos las duchas durante más tiempo y nos bañemos o duchemos por la noche en lugar de por la mañana. Instalando inodoros, grifos y duchas de bajo consumo, podemos ahorrar en el consumo de agua y minimizar nuestro consumo de energía en los meses de invierno. Tomando estas sencillas medidas, podemos ahorrar en costes de energía y proteger nuestro planeta de nuevos cambios climáticos perjudiciales.

¿Cómo ahorrar la energía eléctrica en el exterior si tienes terraza o jardín?

Existen muchas alternativas a la iluminaria exterior, tienes cantidad de farolas y faroles que se alimentan de energía solar. Por lo que el consumo eléctrico para tu jardín, terraza y pasillos exteriores puede ser cero.

Cualquiera de estas 2 opciones son perfectamente válidas para el exterior de una vivienda común. Y además puedes aprovechar todas las características, como el detector de movimiento. Solo se encienden cuando alguien pasa cerca. Te servirá también como pequeño sistema de seguridad.

Aprovecha los programas e incentivos gubernamentales que ayudan a ahorrar energía y dinero en tu hogar

Aunque hay muchas cosas que puedes hacer para ahorrar energía y dinero en tu casa, una de las más eficaces es simplemente aprovechar los programas e incentivos gubernamentales que ayudan a ahorrar energía y dinero en tu hogar. Por ejemplo, muchas casas de todo el país tienen ahora ventanas impermeables que ayudan a reducir las pérdidas de energía y hacen que tu casa sea más confortable durante los fríos meses de invierno.

Te puede interesar:  Abono gratis Renfe para cercanías y media distancia

Además, hay muchos programas de ayudas y subvenciones que promueven la eficiencia energética, como el programa de asistencia energética para hogares de bajos ingresos. Estos programas pueden ayudarte a obtener una ayuda económica si tus facturas de energía empiezan a ser gravosas. Así que si quieres ahorrar energía y dinero en tu casa este invierno, asegúrate de aprovechar estos programas e incentivos.

Instala bobillas LED y luces de bajo consumo

Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para ahorrar energía en casa ahora que llega el frío. Una de ellas es asegurarte de que tus bombillas son de la última versión y utilizan la menor cantidad de electricidad posible. Hay muchos tipos diferentes de luces LED, y muchas de ellas son muy eficientes desde el punto de vista energético.

También puedes ponerte en contacto con tu compañía de servicios públicos y pedirles que ajusten tus tarifas en consecuencia, si pueden hacerlo durante esta época del año. Tomando estas medidas, puedes ayudar a mantener bajos tus costes energéticos y tener un entorno más confortable durante todo el año.

Compra ropa de cama de invierno

Pronto llegarán los fríos meses de invierno, y nuestras facturas de energía se dispararán. Una forma de ahorrar energía en casa es comprar ropa de cama de invierno fabricada con materiales naturales, como la lana o el plumón. Esto no sólo te ayudará a mantenerte caliente durante los meses de frío, sino que también contribuirá a reducir la cantidad de calor que se pierde en tu dormitorio.

También merece la pena invertir en un calefactor de bajo consumo si tienes uno instalado en tu casa. Haciendo estas dos cosas, podrás reducir el consumo total de energía y, en última instancia, ahorrar dinero en tus facturas de energía.

La clave para ahorrar energía en casa ahora que llega el frío es prestar atención a cómo puedes usar menos calefacción o electricidad. Espero que algunos de estos consejos profesionales para ahorrar energía en tu casa este invierno te hayan podido servir de ayuda. Recuerda compartir este post con tus amigos y amigas que viven en climas fríos y necesitan algo de inspiración para ahorrar energía en casa. También puedes seguirnos en las redes sociales para conocer más consejos y noticias sobre el ahorro de energía.

Cómo ahorrar energía con ropa de cama de invierno
5/5 - (1 voto)
diseño web Coín
Ir al contenido