tienda Valle del Guadalhorce

La cabra montés, también conocida como Capra Pyrenaica, es una especie de mamífero perteneciente a la familia de los bóvidos y originaria de los Pirineos. Se caracteriza por tener un cuerpo robusto y una piel gruesa y peluda, que le protege del frío y la intemperie en su hábitat montañoso.

La cabra montés es un animal herbívoro y se alimenta principalmente de plantas y hierbas que encuentra en su entorno natural. Su hábitat se encuentra principalmente en zonas de montaña, donde se adapta a los diferentes climas y puede desplazarse con facilidad por los terrenos escarpados y rocosos.

La cabra montés en nuestra comarca

La cabra montés es una especie que se encuentra principalmente en los Pirineos, aunque también se puede encontrar en otras zonas de montaña de España, Portugal y Francia. En la provincia de Málaga, es posible que se puedan encontrar algunas poblaciones de cabra montés en las sierras de Málaga, en concreto en las zonas montañosas del Torcal de Antequera, Refugio de El Juanar y Montes de Málaga.

En el Valle del Guadalhorce al estar rodeado de montañas también es un lugar donde podemos encontrar algunas cabras montesas. Es fácil avistarlas a última hora de la tarde o primeras horas de la mañana.

Es importante tener en cuenta que la cabra montés es una especie protegida y en peligro de extinción, por lo que es necesario respetar su hábitat y no acercarse demasiado a ellas para evitar molestarlas o alterar su comportamiento natural. Además, es recomendable informarse previamente sobre las normas de acceso y uso de estas áreas naturales protegidas antes de visitarlas.

Especie protegida

En la actualidad, la cabra montés es una especie protegida debido a la destrucción de su hábitat natural y a la competencia con otros animales domésticos por los recursos alimenticios. Por ello, es importante proteger y conservar su hábitat para garantizar la supervivencia de esta especie.

Además de su importancia ecológica, la cabra montés también ha sido un animal simbólico a lo largo de la historia y ha aparecido en diferentes mitos y leyendas de la región pirenaica. Su figura ha sido utilizada en escudos de armas, monedas y otros elementos de la cultura popular.

Te puede interesar:  Deporte y familia en la naturaleza 2022

La capra pyrenaica es un animal fascinante y valioso desde el punto de vista ecológico y cultural. Es necesario proteger y conservar su hábitat natural para garantizar su supervivencia y preservar su legado en la historia y la cultura de la región.

Diferentes variedades de cabra montés en Málaga

En la provincia de Málaga, es posible encontrar algunas poblaciones de cabra montés, también conocida como Capra Pyrenaica o íbice ibérico.

Y otras subespecies de cabras salvajes, como la cabra hispánica, también conocida como cabra ibérica. Se trata de una especie de cabra autóctona de España que se caracteriza por tener un pelo corto y áspero y un color marrón oscuro.

Existen varias subespecies de cabras salvajes que se pueden encontrar en diferentes zonas de España y que, a veces, se suelen confundir por el nombre que se les da. Sin embargo, aunque algunas de ellas tienen ciertas similitudes, se trata de especies diferentes.

La cabra montés, también conocida como Capra Pyrenaica, es una especie de mamífero originaria de los Pirineos y que se caracteriza por tener un cuerpo robusto y una piel gruesa y peluda.

La cabra ibérica, también conocida como cabra hispánica o ibice ibérico, es otra subespecie de cabra autóctona de España. Se caracteriza por tener un pelo corto y áspero y un color marrón oscuro.

Es importante tener en cuenta que, aunque estas subespecies de cabras salvajes comparten algunas similitudes, son diferentes y tienen sus propias características y necesidades. Por ello, es necesario conocerlas y respetarlas para poder proteger y conservar su hábitat y su supervivencia.

Dependiendo de la fuente de información a la que nos dirijamos, podremos ver que a veces se mezclan los términos. Por ejemplo en Wikipedia se le llama a la cabra montés también íbice ibérico o capra pyrenaica. Por lo que es difícil encontrar una forma de diferenciarlas. A menos que contemos con algún experto en la materia.

Diferencias entre machos y hembras de cabra montés

Las cabras monteses son animales con dimorfismo sexual, es decir, hay una grandes diferencias físicas evidentes entre los machos y las hembras de esta especie.

Una de las principales diferencias es el tamaño. Los machos son más grandes que las hembras, con un peso que puede llegar a los 100 kg, mientras que las hembras suelen pesar entre 30 y 45 kg. Además, los machos tienen una estructura corporal más robusta y musculosa que las hembras.

Te puede interesar:  PEÑA AMUSGO - La llamada de la Naturaleza de Juan Carlos Delgado Santaella

Otra diferencia es la presencia de cuernos. Tanto machos como hembras tienen cuernos, pero los de los machos suelen ser más grandes y pronunciados, mientras que los de las hembras son más pequeños y redondos. Los machos también tienen una barba en el mentón y una cresta en la cabeza, mientras que las hembras no las tienen.

Otra diferencia es el comportamiento. Los machos suelen ser más territoriales y agresivos que las hembras, y pueden llegar a tener peleas entre ellos por el control del rebaño. Las hembras, por su parte, suelen ser más tranquilas y menos agresivas.

En resumen, las principales diferencias entre el macho y la hembra de cabra montés son el tamaño, la presencia de cuernos y barba, y el comportamiento.

Es un espectáculo y una suerte poder avistarlas en algunas zonas del Valle del Guadalhorce. Aunque cada vez disfrutan de menos zonas salvajes. ¡Siempre que salgas a monte trata de no molestarlas!

Cabra montés en el Valle del Guadalhorce
5/5 - (1 voto)
diseño web Coín
Ir al contenido