tienda Valle del Guadalhorce

El Valle del Guadalhorce es una zona de gran belleza natural y cultural, que ofrece una amplia gama de actividades.
El turismo rural es una opción muy interesante para quienes buscan descubrir el territorio desde otra perspectiva, ya que permite conocerlo a través de sus tradiciones gastronómicas y artesanales.

Además permite disfrutar de paisajes inigualables como el Caminito del Rey, el Monte Hacho en Álora, “El Santo de Pizarra” en la sierra de Gibralmora. Los embalses del Guadalhorce, Las Cuevas Rupestres o la Ermita de Coín.

Disfrutar del Camino Mozárabe en Almogía o de la imponente montaña y naturaleza del Valle de Abdalajís. La Ermita de las tres cruces en Cártama, la Fuente del Acebuche en la Sierra de Alhaurín el Grande o Jarapalo en Alhaurín de la Torre.

Casas rurales

Las casas rurales son una forma estupenda de conocer la cultura de la zona. Suelen estar situadas a las afuera de los pueblos y ofrecen una experiencia más personalizada que los hoteles u hostales.

Las casas rurales cuentan con una gran variedad de comodidades y servicios, como camas confortables, acceso WiFi y, a veces, incluso piscinas. Las habitaciones suelen estar decoradas con obras de arte local o antigüedades coleccionadas por el propietario a lo largo del tiempo.

La ubicación de las casas rurales varía en función de lo que busques: algunas pueden estar justo al lado de un antiguo castillo, mientras que otras pueden estar en la cima de una loma con vistas panorámicas de todo el Valle del Guadalhorce. En ocasiones incluso ofrecen visitas guiadas por el pueblo para que pueda conocer la historia local de primera mano de alguien que vive allí cada día (y no sólo leer sobre ella en los libros).

En nuestra comarca hay una gran variedad de este tipo de alojamientos turísticos desde los que puedes organizar todo tipo de escapadas de turismo rural. Además muchas de estas casas rurales están regentadas por extranjeros lo que facilita el idioma a las personas que vienen de fuera de España.

Rutas de senderismo mientras haces turismo rural

El Valle del Guadalhorce cuenta con una red de rutas de senderismo que recorren las zonas más bonitas y pintorescas. Estos itinerarios, en la mayoría de los casos, pueden ser realizados por cualquier persona aunque tenga un nivel físico medio, son perfectos para disfrutar del paisaje natural y cultural del valle.

Muchos de ellos tienen una duración corta por lo que se pueden realizar en una sola jornada. Y disfrutar luego de la gastronomía local y convivir con los lugareños y lugareñas.

Las rutas suelen estar muy bien señalizadas con flechas de diferentes colores según el tipo de ruta. Generalmente la señalización está en postes indicadores situados en los puntos principales, cruces de caminos y lugares de interés turístico.

Y señalizadas en su totalidad por carteles informativos sobre la flora y fauna locales; así como sobre historia, tradiciones populares o curiosidades geográficas. Además, cada trayecto tiene un mapa que permite orientarse durante la marcha sin problemas.

Observación de aves

El Valle del Guadalhorce es una zona privilegiada para la observación de aves, ya que cuenta con una gran diversidad de especies. Algunas de ellas son:

  • Ánade azulón.
  • Cigüeña negra y cigüeña blanca.
  • Cerceta.
  • Martín pescador.
  • Águila pescadora, águila calzada, aguilucho lagunero, halcón peregrino, cernícalos y gavilanes.
  • Gallineta común.
  • Abubilla, zorzal, mirlo.
  • Lavanderas, petirrojo, ruiseñor, colirrojo, tarabilla, curruca.
  • Cuervos y estorninos.
  • Jilguero, pinzón, verderón, verdecillo y triguero.

Y muchas más aves que puedes encontrar en los diferentes espacios de observación.

Las principales zonas para la observación de aves en el Valle del Guadalhorce son:

La comarca del Valle del Guadalhorce alberga una gran cantidad de lugares de interés ornitológico que reflejan la rica y variada fauna de la zona. Aquí tienes algunas de las mejores ubicaciones para observar aves.

Te puede interesar:  Proyecto Málaga Adentro celebra su III edición en el Valle del Guadalhorce

Entre estos lugares destacan el Molino de los Corchos y de Tahona en Alhaurín el Grande, el Río Campanillas en Almogía, el Castillo de Álora en Álora, el Muladar del Chorro en Ardales, La Juntilla y el Río Bajo en Coín, así como el vado Villalón-túnel del tren en Pizarra y Las Vegas de Hipólito y de Santa María en Pizarra-Álora.

El Molino de los Corchos y de Tahona es una antigua construcción que data del siglo XVIII y que sirvió para moler trigo y producir harina. Por su parte, el Río Campanillas es un río que atraviesa el término municipal de Almogía y que es conocido por sus aguas cristalinas y su belleza paisajística.

El Castillo de Álora es una fortificación que se encuentra en la cima de una colina y que ofrece vistas espectaculares del paisaje circundante. Por su parte, el Muladar del Chorro es una zona natural de gran belleza que se caracteriza por su abundante fauna y flora.

La Juntilla y el Río Bajo son dos lugares de gran interés natural situados en Coín, que ofrecen la posibilidad de realizar actividades al aire libre como el senderismo o el avistamiento de aves.

El vado Villalón-túnel del tren en Pizarra es un impresionante puente que atraviesa el río Guadalhorce y que ofrece una vista única del paisaje circundante. Las Vegas de Hipólito y de Santa María son dos extensas llanuras situadas en la zona limítrofe de Pizarra-Álora que ofrecen la posibilidad de disfrutar de la naturaleza en estado puro.

En definitiva, estos lugares son solo algunos ejemplos de la riqueza natural y cultural de la provincia de Málaga, que ofrece numerosas posibilidades a los visitantes que quieren conocer la belleza de esta región española.

Degustación de productos locales

¿Qué mejor forma de conocer un lugar que a través de su gastronomía? Vamos a hablar de cómo podemos aprovechar el turismo rural en el Valle del Guadalhorce para degustar sus productos locales y descubrir sus sabores más auténticos.

El Valle del Guadalhorce cuenta con una rica tradición gastronómica gracias a su clima mediterráneo, sus huertas y sus montañas. Uno de sus productos estrella es el aceite de oliva, que podemos encontrar en diferentes variedades según el tipo de aceituna y su grado de madurez. O la cada vez más famosa y demandada Aceituna Aloreña con Denominación de Origen Protegida.

Además, en la comarca se cultivan hortalizas como los espárragos trigueros, las alcachofas o los tomates, y frutas como los aguacates, los mangos o las naranjas. Estos productos son la base de muchas de las recetas tradicionales de la zona.

El turismo rural se ha convertido en una de las mejores formas de conocer la cultura y la gastronomía de un lugar. En el Valle del Guadalhorce podemos encontrar numerosas casas rurales y alojamientos con encanto donde podemos disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza de la zona mientras degustamos sus productos locales.

Además, muchas de estas casas rurales ofrecen la posibilidad de participar en talleres de cocina o visitas a las huertas y a los olivares para conocer de cerca el proceso de elaboración de estos productos.

Uno de los lugares más destacados para degustar los productos locales del Valle del Guadalhorce es el Mercado Agroalimentario de Coín, donde podemos encontrar una amplia variedad de productos frescos y de calidad directamente de los productores locales. En este mercado, además, se celebran numerosas actividades y eventos relacionados con la gastronomía y la cultura de la zona.

Te puede interesar:  Influencers visitan Cártama dentro del proyecto “Guadalhorce Activo"

Otra forma de conocer la gastronomía del Valle del Guadalhorce es a través de sus restaurantes y bares, muchos de los cuales apuestan por la cocina tradicional y el uso de productos locales en sus platos. Algunos de los platos más destacados de la comarca son el gazpacho, el ajoblanco, las sopas tradicionales de cada pueblo, muchos postres o el chivo lechal al horno.

Visitas a la huerta y turismo rural

La visita a la huerta es uno de los servicios turísticos más demandados por los visitantes del Valle del Guadalhorce, ya que permite conocer en profundidad el proceso de producción de alimentos y ver cómo se cultivan las diferentes variedades de frutas y verduras.

Los participantes pueden disfrutar de una experiencia única, ya que desde el punto de vista ambiental está relacionada con el entorno natural; además, cuenta con el valor agregado que supone poder degustar los productos frescos que se encuentran en su punto perfecto de recolección.

Actividades al aire libre

En el Valle del Guadalhorce podrá disfrutar de una gran variedad de actividades al aire libre. La zona cuenta con un clima suave y bellos paisajes que la convierten en un lugar ideal para practicar senderismo, ciclismo o escalada.
Además de estas actividades, también hay varios lugares donde practicar otros deportes como el golf o la equitación.

Preguntas frecuentes (FAQs)

  • ¿Cuál es la mejor época para visitar la zona?
    • La mejor época para visitar la zona es durante la primavera y el otoño. El tiempo es más fresco y hay menos turistas que en temporada alta. En invierno, puede practicar deportes de naturaleza, senderismo y rutas en bici aprovechando las temperaturas más bajas.
    • Pero realmente el Valle del Guadalhorce ofrece oportunidades para disfrutarlo durante cualquier época del año. Siempre vas a encontrar algo que hacer, alguna fiesta a la que acudir o plato que degustar.
  • ¿Hay actividades para niños/as?
    • Sí. Hay muchas opciones para familias con niños: rutas de senderismo; paseos a caballo por olivares y ríos; baños en piscinas naturales; visitas al Caminito del Rey. ¡y la lista es interminable!

El Valle del Guadalhorce es el destino perfecto para el turismo rural

El turismo rural en el Valle del Guadalhorce es una forma de conocer la naturaleza y la cultura de nuestra región. Esta actividad ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de un entorno natural privilegiado, con infraestructuras y servicios adecuados para el desarrollo de sus actividades.

El turismo rural se caracteriza porque los visitantes se relacionan directamente con las personas que habitan en los pueblos y aldeas, convirtiéndose así en parte integrante del medio social donde se encuentran.

¡Gracias por tu valoración! post
diseño web Coín
Ir al contenido